Suscríbete a nuestro boletín
Momentos en Instagram Historias en Facebook Fotos en Flirkr Noticias en Twitter Documentos en Scribd


Opción Democrática
es, quizás, la organización de menor definición ideológica dentro del espectro de partidos políticos, en parte por su corta historia, y a pesar de las trayectorias que cargan sus miembros; porque nace en medio de la crisis política que vive la República Dominicana; por la crisis política que vive la República Dominicana.
 
Existe porque poco a poco logra responder a una problemática nacional compartida, no porque ha intentado plantear una solución a los problemas de la izquierda o de la derecha o desde la izquierda o desde la derecha… o de los empresarios o de los jóvenes.
 
Más bien, nos une el deseo de posibilitar un Estado que funcione para todos y todas; nos une el deseo de un proyecto colectivo, un proyecto de ciudadanía compartida.
 
Dice un personaje de una obra de Alessandro Baricco que “el universo es un partido jugado sin arbitro,” y de alguna manera, aquí tenemos un poco de eso.
 
En nuestro caso, jugamos al juego de la vida con unas reglas que sólo parecen favorecer a unos pocos y que atentan contra la necesaria confianza y el necesario grado de predictibilidad de las cosas como para generar un entorno de estabilidad y de convivencia armoniosa, como para permitir a los agentes competir en igualdad de condiciones.
 
Ese estado de las cosas, se traduce a niveles vergonzosos de desigualdad social, económica, cultural y se traduce también a niveles vergonzosos de pobreza, y es el resultado, precisamente de la toma del poder por parte de élites extractivas que entienden por competencia agentes en crecimiento sobre la base de privilegios, exenciones impositivas y subsidios estatales.
 
De ahí que, en términos de una propuesta económica, por ejemplo, entendemos que debemos fortalecerel mercado, que no existe, pero también entendemos que debemos fortalecer al arbitro, que es el Estado, para asegurar marcos jurídicos y políticos que permitan un desarrollo económico con una justa distribución delos ingresos y que favorezcan el mejor desempeño de todos los agentes económicos.
 
De ahí que nosotros le asignamos valor  a la construcción y el fortalecimiento de las instituciones. De ahí que promovemos el respeto a las leyes, a la Constitucióny a los tratados internacionales de los que somos signatarios.
 
Pero para poder construir un Estado que piense en todos y todas, debemos construir un Estado donde participen todos y todas. Y eso es Opción Democrática: un diálogo, siempre en construcción, entre ciudadanos y ciudadanas de distintas trayectorias, edades, condiciones socioeconómicas, que entienden que tienen derecho a una vida digna; que entienden que pueden incidir en sus entornos, en su realidad y que buscan transformarla para el bien de su país.
 
La agenda de Opción Democrática es por tanto progresista porque gira en torno a la idea del derecho como garantía de algo digno y sostenible; en torno a la idea de lo colectivo, de lo público. Que quiere luchar por devolver a la cosa pública su justa valoración, por encima de lo privado, de lo individual, no a costa ellos.
 
Opción Democrática en pocas palabras es, una organización con vocación de justicia, con vocación de desarrollo, una organización de gente que piensa y se piensa en su entorno; que conciben la política democrática como un servicio al bien común y que entiende que es el mejor instrumento para transformar la realidad que nos ha tocado vivir.

Samuel Bonilla Bogaert
Secretario General de Opción Democrática
 

OPCIÓN DEMOCRÁTICA • Calle Fernando Valerio #5 esq. Nuñez y Dominguez, Ensanche La Julia, Distrito Nacional, República Dominicana. • 809.563.9444 • Todos los derechos Reservados