Suscríbete a nuestro boletín
Momentos en Instagram Historias en Facebook Fotos en Flirkr Noticias en Twitter Documentos en Scribd
Sala de Prensa

Palabras de Carlos De Peña, coordinador de organización de Nueva Democracia

Palabras de Carlos De Peña, coordinador de organización de Nueva Democracia
Lunes, 07 Diciembre 2015 23:12

Compartir este artículo:

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
Buenas tardes compañeros de Alianza Por la Democracia (APD), de Opción Democrática (OD) y de Nueva Democracia (ND), Buenas tardes a los compañeros Max Puig, Carlos Sánchez, Samuel Bonilla, Minou Tavárez Mirabal y a la compañera Tomiko Castro, quienes conforman la mesa principal de este evento.  Saludos a los miembros de la prensa presentes, a los invitados especiales y sobre todo a mi padre, quien, a pesar de su delicada enfermedad, nos acompaña en esta tarde, como militante de la vida que es.

Muchos de los presentes estarán pensando, con justa razón, que estamos aquí para un acto protocolar, para rellenar una formalidad entre instituciones que han decidido asumir un compromiso electoral, si bien algo de cierto tiene eso, no es toda la verdad, si así lo fuera, seriamos algo más de la vieja política y no tendríamos legitimidad alguna para decirle al pueblo dominicano que esta alianza es distinta, que la política que pretendemos practicar aspira a ser honrada, ética y convincente con el ejemplo, en contraste con lo fallido, decepcionante y fraudulento de las opciones políticas convencionales que pretenden disputarse el Estado Dominicano como un botín de guerra.

Hace ya unos dos años, la compañera Minou Tavárez Mirabal, en un acto de conmemoración del 50 aniversario del alzamiento guerrillero de 1963, realizado por el 1J4 para defender la democracia humillada por el golpismo traidor, se preguntaba atinadamente, ¿Dónde quedan HOY las escarpadas montañas de Quisqueya?

La respuesta a esa pregunta es la que nos conduce a asumir este compromiso electoral y más que electoral, un compromiso con el rescate de una tradición política que desde Juan Pablo Duarte hasta la fecha ha tratado persistentemente de construir junto al pueblo dominicano un país digno, próspero y justo.

Lamentablemente, las fuerzas oscuras que durante años han operado desde la política, la economía y el falso prestigio social han impedido al pueblo dominicano disfrutar de la democracia que nos merecíamos desde cuando hace más de cinco décadas, un hombre extraordinario llamado Juan Bosch, gano la Presidencia de la Republica en buena lid y no se le permitió terminar su mandato
.
La democracia dominicana, es una democracia pendiente, la democracia dominicana es una democracia inconclusa, la democracia dominicana es una necesidad urgente y sobre todas las cosas, la democracia dominicana es un deber que las nuevas generaciones de dominicanos tienen que asumir, consolidar y preservar, para que entonces definitivamente se convierta en una democracia verdadera y no en una democracia de mínimos para privilegiar minorías mafiosas. El pueblo dominicano se merece una nueva democracia y se la vamos a dar, que no les quepa duda que se la vamos a dar.

Al #neopeledeismo en el poder absoluto hoy, no le ha bastado con usurpar y secuestrar todas las instituciones de la vida nacional, no les resulta suficiente comprar conciencias, ponerles precio a las simpatías populares, alquilar identidades partidarias y simular que realmente les preocupa el destino del pueblo dominicano. El #neopeledeismo es un fraude mayúsculo, sobre todo por haber prostituido el proyecto original de liberación fundado en 1973, el #neopeledeismo se ha dedicado a construir un proyecto oligárquico conformado por nuevos ricos, cuyo único propósito es la sustitución de la vieja oligarquía económica de nuestro país. Todos estos años de aparentecrecimiento económico solo han servido para reforzar el clientelismo, incrementar privilegios y consolidar el robo de lo público.

Creo que esta tarde, podemos expresar que estamos empezando a responder la pregunta que hiciera la compañera Minou en aquel acto de recordación que hemos citado, estamos empezando a responder donde quedan las escarpadas montañas de Quisqueya hoy, y ellas quedan en el rostro de cada dominicano y dominicana que necesita otra forma de poder vivir su vida en tranquilidad, esas montañas quedan en la necesidad de construir una democracia robusta, esas montañas quedan en la necesidad de reducir la desigualdad social y económica que ha creado el paso del #neopeledeismo por el poder político, esas montañas quedan definitivamente en la creación e institucionalización de un Estado distinto, de un Estado de derechos garantizados, de un Estado al servicio de la gente y no de pequeños grupos de habilidosos, esas montañas hoy no es necesario subirlas, es el deber de nuestra generación política es saber bajarlas para luchar junto al pueblo dominicano por su liberación completa y definitiva.
 
¡Viva la Republica dominicana, sus mártires y héroes y el pueblo que nos llevara a la victoria!!!

OPCIÓN DEMOCRÁTICA • Calle Fernando Valerio #5 esq. Nuñez y Dominguez, Ensanche La Julia, Distrito Nacional, República Dominicana. • 809.563.9444 • Todos los derechos Reservados